¡No más excusas! 5 ejercicios que puedes hacer en casa para fortalecerte.

Durante esta cuarentena todos nos hemos enfrentado al dilema de querer salir a despejar la mente con un poco de actividad física, y ahora que tenemos tiempo de hacerlo, tenemos que quedarnos en casa.

¡Pues levántate del sofá! Porque hoy te traemos 5 ejercicios para recargar tu cuerpo de energía, con técnicas que puedes practicar en el espacio de la sala o de tu habitación, tú eliges. 😉

  1. Empecemos por el calentamiento: tres técnicas básicas para activar el cuerpo son los saltos estacionarios (en un mismo lugar), las sentadillas y estirar tocandote la punta de los pies desde la altura de las piernas.

    Practica estirar agachándote lo más bajo que puedas llegar sin flexionar las rodillas, durante 20 segundos. Después, 3 series de 15 saltos y sentadillas. Si sientes calor en tu cuerpo y que el corazón va más rápido, está funcionando. Siempre recuerda que la inhalación y la exhalación marcan el ritmo.
  1. Los clásicos abdominales y las flexiones de pecho o lagartijas, son claves para fortalecer los brazos, la espalda y por supuesto, el abdomen.

    Practica hacer 3 series de 20 repeticiones por cada ejercicio, alternando las sesiones entre uno y el otro. Esta es nuestra recomendación, pero tu puedes poner tu propia meta e ir aumentando a medida que avances en la práctica.
  2. Para fortalecer los glúteos y gemelos, prueba arrodillarte, apoyando las manos en el suelo, luego estira la pierna hacia atrás y súbela hasta donde puedas y regresala nuevamente al suelo. Alterna este movimiento entre las dos piernas, haciendo diez repeticiones con cada una. Tus nalgas sentirán el resultado.
  3. La plancha aumentará tu resistencia. Primero ponte boca abajo, tu soporte serán los antebrazos y las puntas de tus pies, en esta posición tu cuerpo quedará conn una postura recta. Aguanta 20 segundos ahí quietecito, si lo logras, cada día resistirás más esta técnica.
  4. Para terminar, estira bien tu cuerpo con movimientos lentos, esto le ayudará a tus músculos a evitar lesiones y a sentir los espasmos del día siguiente. Existen muchas formas de estirar el cuerpo, pero una de las más liberadores es estirar la espalda. Acuéstate boca abajo y levantate solo con los brazos, dejando las piernas quietas, haciendo que el cuerpo se curve. Mantente así unos 15 segundos.

    Por último, relájate y come una bolita de Cacao 100%, te devolverá la energía que invertiste en esta jornada productiva de ejercicio.